Cosas que no se le dicen a un motociclista


1-Montar en moto es muy peligroso

 

El consejo vale, gracias. Pero qué cantidad de cosas peligrosas hay en esta vida. Y si, por ejemplo, quien da el consejo es un fumador empedernido o un alcohólico, o un bombero o, quizás, un policía… parece un mal chiste, especialmente si nos referimos al que “está en peligro”. He oído decir muchas veces que la “carrocería de la moto es usted”, pero ¿por qué se tiene que chocar? Basta con tener una dosis de cuidado.

Transitar en motocicleta entre el tráfico urbano produce, además de adrenalina, una magnífica sensación de libertad, muy diferente a la que se siente dentro de un automóvil. Y viajar por carretera en moto, experimentando el aire de la velocidad, es maravilloso.

 

2-Si vas a salir en moto, no corras

 

¿Pero quién dijo que manejar una moto significa retorcer el acelerador y andar por ahí como un orate a toda velocidad? Se puede correr, se corre, pero en lugares adecuados, en amplias autopistas o en competencias, pero correr por las calles o avenidas plagadas de autos, camiones y demás vehículos que comparten la vía con los motociclistas, significa no estar bien de la cabeza. 

 

3-Prefiero un automóvil, es mejor

 

Es su opción amigo, si a todo el mundo le gustara lo mismo, el mundo sería muy aburrido. Yo prefiero la moto. Es cierto que cuatro ruedas son más seguras que dos, pero con dos se reta el equilibrio, constantemente se juega con la maniobra y la adrenalina fluye siempre. Lo que se siente al esperar la luz verde del semáforo, en primera línea, para salir “disparado” antes que todos los automóviles, solo se experimenta en moto. Está demostrado científicamente que el motociclista se mantiene en el tráfico más atento que el automovilista, no se relaja y (casi) siempre lo chocan, no es él quien choca.

 

No pretendo convencerlo, no sea usted un motociclista, pero déjenos vivir y disfrutar a los que lo somos. Ya sabremos cuidarnos.


¿Te gustó? ¡Regálanos un "like"!


Anuncio:

 

¿Tienes deudas? ¡Nosotros te ayudaremos!